May 24, 2024

Las funciones parcialmente aplicadas en Scala son una forma de crear nuevas funciones a partir de funciones existentes al especificar algunos de sus argumentos de antemano. Esto significa que podemos crear una nueva función con una aridad reducida (número de argumentos) a partir de una función existente.

La aplicación parcial se logra mediante la creación de una función que toma algunos de los argumentos de la función original y devuelve una nueva función que toma los argumentos restantes. En otras palabras, una función parcialmente aplicada toma una función de aridad n y devuelve una función de aridad m, donde m es menor que n.

Veamos algunos ejemplos para entender mejor cómo funcionan las funciones parcialmente aplicadas en Scala.

Ejemplo 1: Función de suma

Supongamos que tenemos una función sum que toma dos argumentos enteros y devuelve su suma:

def sum(a: Int, b: Int): Int = a + b

Podemos crear una función parcialmente aplicada que fije el primer argumento en 5 de la siguiente manera:

val sumaCinco = sum(5, _: Int)

Aquí, utilizamos la notación de subrayado (_) para indicar que queremos fijar el primer argumento de la función sum. La nueva función sumaCinco toma un solo argumento entero y devuelve la suma de 5 y ese argumento.

Podemos usar esta función parcialmente aplicada de la siguiente manera:

println(sumaCinco(10)) // Imprime 15
println(sumaCinco(20)) // Imprime 25

Ejemplo 2: Función de multiplicación

Supongamos que tenemos una función multiply que toma tres argumentos enteros y devuelve su producto:

def multiply(a: Int, b: Int, c: Int): Int = a * b * c

Podemos crear una función parcialmente aplicada que fije el primer y segundo argumento en 2 y 3 respectivamente de la siguiente manera:

val dobleTriple = multiply(2, 3, _: Int)

La nueva función dobleTriple toma un solo argumento entero y devuelve el producto de 2, 3 y ese argumento.

Podemos usar esta función parcialmente aplicada de la siguiente manera:

println(dobleTriple(4)) // Imprime 24
println(dobleTriple(5)) // Imprime 30

En resumen, las funciones parcialmente aplicadas en Scala son una forma conveniente de crear nuevas funciones a partir de funciones existentes al especificar algunos de sus argumentos de antemano. Estas funciones son útiles para crear funciones genéricas que pueden ser reutilizadas en diferentes contextos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *